sábado, 26 de enero de 2013

Su historia en un cuento

Llevo tiempo rondando publicar una entrada exponiendo las valiosas cualidades que a mi juicio tienen los cuentos como herramienta para acompañar las emociones de l@s niñ@s, y no tan niños, y ésta no es esa entrada, pero sí toca una parte interesante: hacerles protagonistas de su propia aventura.

No tiene por qué ser un día señalado o una acción extraordinaria para regalarle a su imaginación y a sus oídos una historia pensada por y para ellos, en cualquier momento y hecho cotidiano existe una posibilidad de brindarles esa oportunidad. Narrar cada suceso, recrear sus conversaciones o destacar las cosas con las que más se han divertido durante la jornada es uno de los mejores cuentos antes de dormir. Reconectar con las experiencias y emociones de ese día, acompañar sus sensaciones y aprendizajes... Un grato momento.

En ocasiones podemos creernos faltos de creatividad, capacidad de narración oral, incluso con poca gracia, y con ello caer en la creencia de que por esa u otras cuestiones similares nuestro relato no será suficientemente bueno para divertirles o para emocionales... Cuándo posiblemente para ellos, el hecho de sentirse protagonista en clave de cuento en boca de su madre/padre, es el conjunto perfecto, sin más adorno ni sobrecarga, sencillo, cercano y humano... Como lo son nuestros pequeños... Como merece ser su historia.

Acompaño el texto con unas imágenes del cuento que había preparado para un peque que celebró ayer su cumpleaños y que tuvo la suerte de contar con una historia sencilla, tierna, pensada para él... Durante todo el relato no dejó de sorprenderse por cada detalle que coincidía con sus gustos, su vida, sus pasiones... Como la patineta o los bizcochos de Lomo Magullo...gracias a sus papis por dejarme inventar :)

11 comentarios:

  1. Simplemente... Me encataaaaaaa!!!!!!
    Felicidades por el trabajo hecho. Sigue así!!!!!
    Muuuuaaaack!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Es una pena no saber quién eres... :)

      Eliminar
    2. En serio no sabes quién soy? No me lo puedo creer...!!!!!
      Este beso tan significativo: muuuuuuaaaack!!!!!!

      Eliminar
    3. Yaaaas que fallo!!!! Muaaaack! Jejeje

      Eliminar
    4. jejejejejeeee!!!!!
      Por cierto, anoche me estaba acordando de este tipo de cuento y me acordé cuando yo era pequeña mi madre lo hacía conmigo... Siempre empezaba el cuento: había una vez una niña que se llamaba Yanira y luego continuaba con las cosas que me gustaba y los sitios donde me gustaba ir. Y más tarde, oía cómo se lo contaba a mi hermana: había una vez una niña que se llamaba Gemma, ....
      Un beso!!!!!

      Eliminar
  2. Siempre vas acorde a mí!!! Yo me creo con poca imaginación y capacidad para inventar cuentos. Pero el otro día lo intenté y la verdad que el contenido era de pena, pero Tiago estaba asombrado escuchando el relato y cómo él era el protagonista. Gracias por hacérmelo ver mejor. Besos preciosa!
    PD: ¿me enseñas a inventar cuentos? jejeje

    ResponderEliminar
  3. De nada linda!!! Todo es ponerse... Y practicar :) Cuando quieras nos ponemos a inventar!!!

    ResponderEliminar
  4. precioso de principio a final, muchas gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Lina! Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado! Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es como lo cuentas. Una entrada preciosa Sabina.

    ResponderEliminar